Registro competente

La regla general que se impuso fue la de que la inscripción de los títulos de dominio o de otro derecho real debía efectuarse en el Registro del Cantón en donde estuviere situado el inmueble, debiendo para tal efecto observarse las siguientes reglas:

  • Si el inmueble por su situación pertenecía a varios cantones debía efectuarse la inscripción en la oficina de Registro de cada uno de esos cantones.
  • Si el título se refería a varios inmuebles, debía efectuarse la inscripción en los Registros en donde estuvieren situados los inmuebles.
  • Si por un acto de partición se adjudicaban a varias personas los inmuebles o parte de ellos, que antes se poseían proindiviso, el acto de partición de cada inmueble o de cada parte adjudicada debía inscribirse en la oficina de Registro del cantón a que por su situación pertenezca cada inmueble o parte de él. (Art. 703 CC).

Esta disposición dice relación con la competencia territorial asignada a cada oficina de registro en cada cantón, pues la regla general impuesta fue la de que los títulos señalados en el Código Civil debían inscribirse, solo en el Registro en donde estuviere ubicado el inmueble, y excepcionalmente en más de un registro si el inmueble estaba situado en más de un cantón.

Comments are closed.